LA MADURÈZ DEL ESPÌRITU


Angel Comments
LA MADURÈZ DEL ESPÌRITU
Puesta a esperar estuviera
mi alma decadente atrapada
en decrèpitos huesos adoloridos
y cansados…pero no,
sabe de alivios en vuelos
etèreos y sublimes
separada de dolores y penas
que quedan atràs en el olvido

Se y sabemos que es inminente
esa separación

Que vendràn y se haran reales los sueños
disimulados ahora en sonrisas
forzadas por las circunstancias

No hacer sufrir, no soñar demasiado
Aunque se tenga la certeza,
demostrar la lucidez de nuestra mente
exige no hablar de ello

Es sano callar, dejar para luego las historias
y los mitos, las leyendas y los cuentos
incomprensibles para la mayoría

Solo la sabiduría que llega con los años
nos hace comprender lo incompresible


Aprendemos a sentir y a creer sin tener que ver o tocar
Nos recreamos en nuestras experiencias y vivencias
que no compartimos, que no mencionamos…

Es nuestro secreto, que a veces dejamos traslucir
inconcientemente en suaves y còmplices gestos,
pálidamente disimulados

Ciertamente madura nuestro espíritu
a la vez que lo hace el cuerpo.
Nos acercamos, sin miedo ni temor,
al mal llamado final, que solo que solo es el PRINCIPIO

Divider Graphics

ADELFA MARTÌN

4 comentarios:

  1. Mi querida amiga, aquí ando poniéndome al día un poco, y disfrutando de tus palabras, como siempre.

    Ese Temía me erizo la piel. Pero hoy disfruto con esta madurez reposada, que nos acerca al final, que no es sino el principio de todo.

    Preciosoooooo.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mil ANA, gusto verte por estas letras...feliz dia del amigo...

    ResponderEliminar
  3. No estoy pasando un buen momento, pero tus palabras me ayudan a entender. Nuestra vida está hecha de sensaciones y de recuerdos, que a veces no parecen reales pero que están ahí y que solo la madurez te ayuda a comprender y a perdonar. la percepción de la vida es la que nos hace ser como somos y nos muesta el camino hacia el futuro. A mi me gusta mucho aprender, hacerme mayor, no me molestan las canas ni las arrugas, sé que forman parte del aprendizaje. Mi único deseo es envejecer feliz y esperar ese momento, el del final, sin miedo. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Esperar el final sin miedo...creo que ahì se encuentra el detalle.CHARO, si se llega a mayor con tranquilidad de conciencia, no hay porquè pensar que sea de otra forma...Lamento que tengas algùn problema...pero tambièn es parte de la vida...un abrazo amiga

    ResponderEliminar

Es este un lugar de encuentro de artistas, literatos y poetas de la imagen de aquellos cafés donde se reunían para exponer sus obras a sus compañeros y que ellos fuesen los primeros en valorarlas.

Si quereis participar en este Café Literario enviadme un mail y las publicaré aquí haciendo mención de vuestro nombre y vuestro sitio web. Espero que os animeis.